Pasar al contenido principal
Volver a la temática Microbiotas

Microbiota intestinal y enfermedad de Parkinson

Un estudio finlandés acaba de establecer por primera vez una relación entre la composición de la microbiota intestinal y la enfermedad de Parkinson.

Los investigadores y médicos del Hospital Universitario de Helsinki y de Hyvinkää han analizado el microbioma fecal de 72 sujetos sanos y 72 pacientes con enfermedad de Parkinson. Han constatado, en estos últimos, una reducción del 77,6 % de la abundancia de bacterias de la familia Prevotellaceae en comparación con sus homólogos sanos

También se ha puesto en evidencia una correlación positiva y significativa entre la cantidad de bacterias pertenecientes al género Enterobacteriaceae y la gravedad de los síntomas (inestabilidad postural durante la marcha). Los investigadores continúan sus estudios para determinar si las modificaciones observadas en la microbiota intestinal son permanentes y se asocian a la progresión de la enfermedad y, por ello, a su diagnóstico. También esperan que sus descubrimientos permitan, en los próximos años, desarrollar mejores estrategias de tratamiento e incluso de prevención.

 

¿Quién le puede aconsejar?

¿Quién le puede aconsejar?

Encuentre un profesional de la salud cerca de usted, para que le aconseje Encuentre un consejo
Encuentre un consejo