Pasar al contenido principal
Volver a la temática Micronutrición

¿Cuándo hay que pensar en la micronutrición?

La micronutrición no está reservada a una población particular. Es una disciplina abierta, especialmente adecuada para responder a las problemáticas que afectan a nuestra calidad de vida y nuestro bienestar, día a día. También permite actuar preventivamente para mantener nuestro salud de forma duradera.

En qué situaciones puedo recurrir a un médico micronutricionista? 

Veamos algunos ejemplos de situaciones en las que la micronutrición puede mostrarse útil: 

  • Sufro molestias digestivas
  • Me siento regularmente cansando/a
  • Estoy ansioso/a, irritable
  • Me falla la memoria
  • Las articulaciones me duelen cada vez más
  • Me gustaría dejar de fumar
  • Estoy embarazada y quiero saber qué alimentación debo seguir para mi bienestar y el de mi bebé
  • Me gustaría afinar la silueta, conservando a la vez un buen estado de salud
  • Aspiro a vivir en forma por más tiempo

Son situaciones en las que la micronutrición ha demostrado su interés. También podría ser especialmente pertinente en el marco del acompañamiento de tratamientos de enfermedades para mejorar la calidad de vida. En este caso, pida consejo a su médico.

La micronutrición: soluciones personalizadas a cualquier edad 

Esta disciplina no se limita a una población específica, sino que, al contrario, propone soluciones adaptadas a cada periodo de la vida. Por ejemplo, se pueden obtener resultados probados en los trastornos digestivos del bebé, disminuir el estrés, recuperar un sueño de calidad, mejorar el bienestar de las mujeres en periodo de menopausia o también mantener la vitalidad muscular de las personas de edad avanzada.

Para beneficiarse de un acompañamiento que responda a sus necesidades, no dude en pedir consejo a un micronutricionista.