fbpx ¿Cómo favorecer el desarrollo de la microbiota intestinal del bebé? Pasar al contenido principal
Bandeau Femme Bébé
Volver a la temática Salud del bebé y del niño

¿Cómo favorecer el desarrollo de la microbiota intestinal del bebé?

El doctor Mosca, pediatra del Servicio de Gastroenterología y Nutrición Pediátrica del Hospital Universitario Robert Debré AP-HP (París), nos presenta la importancia de la implantación de la microbiota intestinal desde el nacimiento, así como las soluciones para favorecer su buen desarrollo.

¿Por qué es primordial preocuparse por la implantación de la microbiota intestinal desde el nacimiento del niño?

Nos damos cuenta cada día, en nuestra práctica, del aumento de las enfermedades llamadas occidentales, es decir, la alergia, la obesidad y las enfermedades inflamatorias. ¿Cómo se explica? Una pista es, quizá, una mala implantación de la microbiota intestinal, porque se ha demostrado que, cuando la microbiota intestinal del bebé se establece, en función de la trayectoria que va a tomar, puede favorecer o no la emergencia de estas enfermedades. Por otra parte, se ha observado que, a lo largo de las generaciones, a causa del entorno, el modo de vida y la alimentación, la microbiota que la madre transmite a su bebé se ha empobrecido cada vez más, probablemente con pérdida de especies esenciales. Se trata de ciertas bifidobacterias, en particular, cuya ausencia puede favorecer la emergencia de enfermedades occidentales. Es muy sensato y lógico volver a administrar estas especies en forma de probióticos al bebé.

¿Existen soluciones para contrarrestar este empobrecimiento?

En primer lugar, es esencial ocuparse de la madre, desde el embarazo, puesto que se puede procurar que tenga una buena microbiota intestinal. ¿Cómo? Velando por que su alimentación sea rica, diversificada, sin carencias nutricionales y también enriqueciendo su microbiota intestinal con bacterias en forma de probióticos que después transmitirá a su bebé. En el bebé, efectivamente, se puede intentar enriquecer su microbiota intestinal con las bifidobacterias que se han perdido a lo largo de las generaciones, en forma de probióticos. 

¿Qué otros factores influyen sobre la microbiota intestinal del niño?

Cuando el niño nace, se produce un segundo nacimiento, el de su ecosistema intestinal. Es decir, una sucesión de bacterias que se instaurarán según las reglas ecológicas para formar con el tiempo, a los 2-3 años, una microbiota estable y resiliente. Esta instauración está influenciada por muchos factores, que son casi todos factores ambientales. El primero, evidentemente, es la vía del parto o si la madre o el bebé toman medicamentos que puedan alterar esta instauración, como, por ejemplo, antibióticos. Pero el factor que ha mostrado una mayor influencia sobre esta microbiota desde las primeras semanas de vida es el hecho de dar de mamar al bebé con respecto a darle el biberón. 

¿Qué hacer cuando no se puede dar de mamar?

Si no se puede dar el pecho al niño, lo cual puede ocurrir por múltiples razones, también existen soluciones para conseguir que la microbiota de este bebé que toma el biberón se acerque al máximo a la de un bebé amamantado. ¿Qué se puede hacer? Nos hemos dado cuenta de que existen en la leche materna, entre todos sus componentes, unos en particular que se llaman HMO, los oligosacáridos de la leche materna, que son azúcares que el bebé no puede digerir, pero que alimentan específicamente a ciertas bacterias beneficiosas de su microbiota intestinal. Entre estos HMO, uno de los más estudiados, la 2’-fucosilactosa, 2’-FL, puede añadirse a la alimentación del bebé, tanto si se le da el pecho como si no.

Leer más
¿Quién le puede aconsejar?

¿Quién le puede aconsejar?

Encuentre un profesional de la salud cerca de usted, para que le aconseje Encuentre un consejo
Encuentre un consejo