Pasar al contenido principal
Volver a la temática Fitoterapia

Ginkgo

Planta de la circulación general y cerebral

Ginkgo biloba L.

Parte utilizada: hoja

Utilización ancestral

La medicina china ya hacía referencia a este árbol 2700 años antes de nuestra era. La hoja y la semilla eran apreciadas por su capacidad de estimular la circulación. Ginkgo biloba presenta una sorprendente resistencia a todas las agresiones exteriores (frío, sequía, bacterias, virus, hongos…). Ha sobrevivido a numerosos cataclismos geológicos y climáticos.

Botánica

Ginkgo biloba es un árbol de 40 metros de altura. Sus hojas en forma de abanico, divididas de dos en dos de forma paralela, son verdes en primavera y amarillas en otoño. Se cultiva en el sudoeste de Francia, Corea y Estados Unidos.

Thumbnail

Propiedades

Es una de las pocas plantas que corrigen los trastornos circulatorios, tanto arteriales como venosos. Sus efectos se han demostrado en diferentes indicaciones, como la insuficiencia venosa o la insuficiencia circulatoria cerebral1,2. Los estudios han demostrado su actividad neuroprotectora.

Indicaciones

  • Insuficiencia circulatoria cerebral
  • Fatiga intelectual de las personas de edad avanzada
  • Vértigo, acúfenos
  • Trastornos incipientes de la memoria

Posibles asociaciones

Ginkgo + Ginseng:

psicoestimulación del adulto mayor de 60 años.

Thumbnail

Precauciones de empleo

Contraindicado en los pacientes hemofílicos o tratados con anticoagulantes.
La toma de ginkgo debe detenerse al menos 3 días antes de una intervención quirúrgica.

¿Quién le puede aconsejar?

¿Quién le puede aconsejar?

Encuentre un profesional de la salud cerca de usted, para que le aconseje Encuentre un consejo individualizado
Encuentre un consejo individualizado