fbpx Revista de salud PiLeJe - ¿Cómo reconocer la depresión leve a moderada? Pasar al contenido principal
Bandeau dépression
Volver a la temática Fitoterapia

¿Cómo reconocer la depresión leve a moderada?

La depresión es uno de los trastornos neuropsiquiátricos más frecuentes. Los datos de salud pública en Francia indican que, en 2017, el 19% de los franceses de 15 a 75 años (es decir, cerca de 9 millones de personas) han sufrido o sufrirán una depresión a lo largo de su vida, con una prevalencia dos veces más importante en la mujer que en el hombre.

La depresión se caracteriza por tristeza, lentitud, pérdida de interés o de placer, sentimientos de culpabilidad o desvalorización de uno mismo, trastornos del sueño o del apetito, cierta fatiga y problemas de concentración. La Alta Autoridad de Salud (HAS) francesa publicó en 2017 unas recomendaciones para ayudar a los médicos generales a comprender mejor esta enfermedad y poder ofrecer un tratamiento más adecuado a cada paciente.

¿Cuáles son los síntomas de la depresión?

El diagnóstico responde a criterios muy precisos fijados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Asociación Americana de Psiquiatría (DSM-IV). Existen nueve síntomas característicos de la depresión. 
Para poder hacer el diagnóstico de depresión, el paciente debe presentar al menos cinco, casi todos los días desde al menos dos semanas antes, entre ellos obligatoriamente uno de los dos primeros de la lista:

  • Un humor depresivo continuo (tristeza casi permanente)
  • Una pérdida de interés y placer respecto a las actividades cotidianas, incluso las que habitualmente son placenteras (anhedonia)
  • Alteraciones del apetito (aumento o disminución), a menudo asociados a un aumento o una pérdida de peso de al menos un 5%
  • Trastornos del sueño (insomnio o hipersomnia)
  • Una lentitud psicomotora o una agitación
  • Una fatiga (astenia), a menudo desde la mañana
  • Una sensación de desvalorización y culpabilidad excesiva o inadecuada
  • Dificultades de atención, concentración y memorización
  • Ideas de muerte o de suicidio recurrentes, la sensación de que la vida no vale la pena de ser vivida

En los pacientes que presentan entre 5 y 7 síntomas, la depresión se considera como leve a moderada. A partir de 8, se habla de depresión grave.

los síntomas de la depresión

Las escalas de autoevaluación o heteroevaluación (evaluación por el médico) permiten evaluar de manera más precisa la gravedad de estos síntomas. Se trata de la escala de depresión de Hamilton (HAM-D)1 o la escala de depresión de Montgomery y Asberg (MADRS)5.

En Francia, el 64% de las depresiones son leves a moderadas. El tratamiento adecuado de una depresión requiere un diagnóstico preciso.

¿Cuáles son los factores que favorecen la depresión?

La depresión es una enfermedad multifactorial en la que están implicados factores hereditarios y ambientales2.

Los factores hereditarios de la depresión

Según los análisis genéticos realizados en varias familias y en gemelos, la herencia de la depresión sería de alrededor del 40%3. Kendler y sus colaboradores confirmaron que los factores genéticos, independientemente de los rasgos de personalidad (ansiosa, pesimista), entraban en juego en la emergencia de esta enfermedad psiquiátrica8 en una población de gemelos. No existe un gen principal que determine la depresión, sino más bien genes menores que aumentan la probabilidad de aparición de la enfermedad. En la actualidad, los equipos de investigación intentan determinar qué asociaciones de genes son capaces de aumentar la sensibilidad del individuo a los acontecimientos estresantes que se encuentran a lo largo de la vida.

Factores ambientales: alteración de la regulación del eje HHS

El estrés es un factor importante que favorece la depresión. El eje hipotálamo-hipófiso-suprarrenal (HHS) es el sistema neuroendocrino que permite al organismo enfrentarse al estrés mediante una respuesta fisiológica adecuada.

En caso de estrés agudo, se pone en marcha una cascada molecular a lo largo de este eje que conduce, entre otros, a la secreción de adrenalina y cortisol. Esta última hormona desempeña un papel de control, al permitir un retorno a la normalidad del sistema y una detención de esta sensación de estrés4.
Sin embargo, en caso de estrés crónico, las anomalías de la regulación de la respuesta al estrés asociadas a los efectos negativos de una cantidad demasiado elevada de cortisol sobre las neuronas del hipocampo (región del cerebro implicada en la cognición y las emociones) pueden producir modificaciones psicológicas y comportamentales, y favorecer con ello un estado depresivo.

¿Qué soluciones existen para tratar la depresión?

La depresión leve a moderada se trata esencialmente con un acompañamiento psicológico y una modificación de las reglas de vida. También pueden asociarse soluciones de fitoterapia.

Escuchar los propios ritmos

El funcionamiento del organismo está sometido a un ritmo biológico, adaptado a un ciclo de un día de 24 horas. Este ritmo regula la mayoría de nuestras funciones biológicas y comportamentales.
El gran regulador externo es el sol. Puede ser recomendable levantarse más temprano a una hora fija y, si es posible, tener contactos sociales precoces, como, por ejemplo, un desayuno en familia.
Es esencial exponerse a la luz del día desde la mañana y evitar permanecer en la oscuridad.
Se recomienda hacer ejercicio aerobio al menos durante 30 minutos al aire libre.

Adoptar una alimentación variada y equilibrada

Un estudio6 realizado por investigadores del INSERM y la Universidad de Montpellier ha puesto en evidencia que una alimentación rica en azúcares refinados y grasas saturadas, proinflamatoria, la alimentación llamada ultratransformada, aumenta el riesgo de depresión y, al contrario, una alimentación sana disminuye la depresión. También es importante asegurar un aporte regular de frutas y verduras, aceites vegetales y proteínas.
Los omega-3, que forman parte de los ácidos grasos llamados poliinsaturados, se conocen por tener un efecto protector no solamente del aparato cardiovascular, sino también del cerebro.

Leer también: https://www.pileje.es/revista-salud/papel-especifico-omega-3-DHA-EPA

Apostar por la meditación

La meditación permite ver las cosas con perspectiva, conseguir un mejor equilibrio emocional y una mayor lucidez sobre uno mismo.
Los estudios han demostrado, sobre todo, el interés de la meditación para proteger a los pacientes de una eventual recaída. Se trata de un protocolo de 8 semanas que se llama MBSR (reducción del estrés basado en la conciencia plena) o MBCT (terapia cognitiva basada en la conciencia plena).

Aprovechar las propiedades de las plantas

Como complemento de una mejora de los hábitos de vida, plantas como la rodiola o el azafrán han demostrado su interés en caso de una depresión leve a moderada.

  • Azafrán, planta de la depresión leve a moderada

El azafrán es una planta oriental utilizada desde hace miles de años como condimento, perfume, tintura y medicamento, de la que se extraen los estigmas (parte del pistilo).

Neuroprotector: efecto sobre el deterioro cognitivo, sobre todo en pacientes con riesgo de enfermedades neurodegenerativas (Alzheimer…)

El azafrán está especialmente indicado para: 

  • Depresión leve a moderada
  • Trastornos cognitivos de las personas de edad avanzada

Saber más

safran
  • Rodiola, planta ansiolítica y antidepresiva

Ansiolítica y antidepresiva: 

  • Mantiene el cortisol en valores fisiológicos
  • Bloquea la destrucción de la serotonina y la dopamina, hormonas de la motivación y el bienestar

La rodiola está especialmente indicada para: 

  • trastornos de la adaptación con ansiedad
  • depresión leve a moderada

Saber más

visuel-rhodiole

Un estudio publicadoha demostrado el interés de estas dos plantas en el tratamiento de la depresión leve a moderada, con una disminución significativa de los síntomas en pacientes con depresión moderada (disminución del 47% de la escala de depresión HAD y disminución del 31% de la escala de ansiedad HAD).

¿Quién le puede aconsejar?

¿Quién le puede aconsejar?

Encuentre un profesional de la salud cerca de usted, para que le aconseje Encuentre un consejo
Encuentre un consejo