Pasar al contenido principal
Volver a la temática Micronutrición

Vitamina B1

La vitamina B1 contribuye al metabolismo energético normal y al funcionamiento normal del sistema nervioso.

Las principales funciones biológicas de la vitamina B1

La vitamina B1, o tiamina, participa en un gran número de reacciones químicas que proporcionan la energía que las células necesitan para funcionar, sobre todo a partir de los glúcidos (Anses 2017). Su forma activa es el pirofosfato de tiamina.

La vitamina B1* contribuye :

  • al metabolismo energético normal (conjunto de reacciones químicas que tienen lugar en las células y les permiten disponer de la energía que necesitan para funcionar),
  • al metabolismo normal del sistema nervioso,
  • a las funciones psicológicas normales
  • al funcionamiento normal del corazón (alegaciones de salud autorizadas por la Comisión Europea 2016).

*Resultados de las evaluaciones científicas realizadas para las alegaciones de salud por la Autoridad Europea para la Seguridad de los Alimentos (Comisión Europea, 2016). Alegación de salud: toda alegación que afirme, sugiera o implique la existencia de una relación entre, por una parte, una categoría de productos alimentarios, un producto alimentario o uno de sus componentes y, por otra parte, la salud.

La ingesta de referencia para la población

La ingesta de referencia definida por la Anses es la ingesta adecuada (Anses 2017):

Vitamina B1

Las necesidades de vitamina B1 dependen del aporte glucídico, por lo que la ingesta de referencia se expresa a la vez en mg/d y en mg/MJ/d (MJ: megajulio) para tener en cuenta el aporte glucídico en la cobertura de las necesidades energéticas.

Las necesidades de vitamina B1 son proporcionales a los aportes glucídicos y, por lo tanto, son más importante en los hombres, cuyas necesidades energéticas son superiores a las de los niños o las mujeres, excepto en las mujeres embarazadas o lactantes, cuyas necesidades son ligeramente mayores; sin embargo, estas no deben tomar más de 3 mg/d de tiamina (Vidal 2014).

La ingesta adecuada es el aporte medio de una población o de un subgrupo en el que la situación nutricional se considera satisfactoria.

Las fuentes nutricionales

Las principales fuentes alimentarias de tiamina son la levadura alimentaria, los cereales integrales, la carne (especialmente de cerdo) y las oleaginosas (colza, girasol, cacahuete, soja, sésamo, nuez, almendra, aceituna. avellana, etc.) (según los datos del CIQUAL, Anses 2017).

ALIMENTOS CONTENIDO EN VITAMINA B1 (mg/100g)

Levadura alimentaria

11,6
Salvado de arroz 2,75
Germen de trigo 1,32
Semilla de lino 1,22
Lomo de cerdo 0,98
Nuez de Brasil 0,87
Semilla de sésamo 0,79

Para saber qué otros alimentos contienen vitamina B1, consulte el sitio web de la ANSES.

Carencia y exceso de vitamina B1

Una carencia de vitamina B1 puede tener relación con el alcoholismo, con un aporte insuficiente debido a vómitos o diarrea, con una malabsorción, una alimentación rica en glúcidos y pobre en vitamina B1 o con ciertos medicamentos, y depende intensamente de la susceptibilidad genética.

La vitamina B1 tiene una toxicidad baja a dosis elevadas (EFSA 2006).

Las manifestaciones clínicas de la carencia de vitamina B1 pueden ser neurológicas o cardiacas. La concentración sanguínea informa poco sobre la situación de la vitamina B1.

Por consiguiente, en caso de signos neurológicos sugestivos, debe iniciarse el tratamiento sin esperar los resultados de la determinación sanguínea y asociarse a una suplementación de magnesio. Es necesario prevenir y tratar de forma empírica y sistemática a todos los pacientes sospechosos de carencias, sin preocuparse por los resultados de las determinaciones plasmáticas, sobre todo en caso de pacientes que presenten trastornos digestivos o una carencia de aporte, o pacientes con un riesgo de síndrome de realimentación. (Quillot et al. 2017)

Carencia: el término de carencia se reserva para los estados de déficit que se acompañan de manifestaciones clínicas evidentes (de lo contrario, se habla de deficiencia). 

Deficiencia: el término de deficiencia se reserva para los estados de déficit objetivables únicamente en el aspecto biológico mediante la utilización de marcadores de reservas. Los estados de deficiencia no se acompañan de manifestaciones clínicas específicas evidentes (Ministerio del Empleo y la Solidaridad francés 2000).