fbpx Dormir bien: consejos alimentarios del Dr. Benedetti Pasar al contenido principal
Volver a la temática Sueño

Dormir bien: consejos alimentarios del Dr. Benedetti

El contenido del plato influye sobre la calidad del sueño. Descubra los alimentos que deben privilegiarse en cada comida del día para dormir bien.

 

¿Cuáles son las relaciones entre el contenido del plato y el sueño?

Se sabe que estar bien despierto durante el día favorece un buen sueño por la noche. En el plato, hay alimentos que son dinamizadores y hay alimentos que son calmantes; la idea es elegir bien los alimentos y elegir bien el momento en el que se comen.
 

¿Qué tomar en el desayuno?

Para empezar bien, hay que introducir en el desayuno una proteína: queso blanco, o un trozo de queso en función de la tolerancia individual por los productos lácteos, jamón, huevos o beicon, salmón ahumado; una proteína que debe asociarse a un cereal: pan integral o de cereales tipo muesli bio, que se asocia a una bebida: té, café, también un jugo de fruta exprimida o un jugo puro.

¿Y para el almuerzo?

En el almuerzo, se puede comer de todo, es el momento de que los carnívoros coman carne roja, que es estimulante. En cambio, evite los productos muy dulces que favorecen los bajones justo después del almuerzo.

¿La merienda?

La merienda es un momento importante del día porque prepara para el sueño, siempre que se coma lo necesario para preparar al sueño, es decir, fruta, frutos secos, ricos en magnesio, mineral calmante, un producto lácteo que se tolere, chocolate negro, también rico en magnesio y en triptófano, precursor de la hormona de la serenidad.

¿La cena?

Debe evitarse la carne roja, rica en proteínas estimulantes. Se evitará el alcohol y los alimentos demasiado grasos, difíciles de digerir. Deben favorecerse los azúcares lentos, como los cereales integrales, arroz integral o pasta integral, pero también legumbres, guisantes majados, lentejas y alubias.

¿Un último consejo?

Como último consejo, evite los alimentos demasiado dulces, los azúcares rápidos tipo caramelos, pasteles y cereales dulces a media tarde y a media mañana para evitar la somnolencia. Las tres cosas que deben recordarse son comer una proteína por la mañana, no saltarse la merienda y por la noche, evitar las proteínas animales y apostar por glúcidos lentos para caer en los brazos de Morfeo.

Leer más
¿Quién le puede aconsejar?

¿Quién le puede aconsejar?

Encuentre un profesional de la salud cerca de usted, para que le aconseje Encuentre un consejo
Encuentre un consejo