Pasar al contenido principal

Historia – Un laboratorio familiar

Toda una historia

A finales de los años 1980, el doctor Christian Leclerc ejerce la medicina general en el campo. Durante sus visitas, lo que solo era una reflexión emergente termina, con el paso del tiempo, por imponerse en él: la mayoría de los enfermos se quejan de trastornos funcionales como la fatiga, la irritabilidad, las alteraciones del tránsito...

Unas manifestaciones que la medicina tradicional, que trata la enfermedad mediante la prescripción de medicamentos según unas indicaciones específicas, no le permite controlar como le gustaría. A su alrededor, las mismas constataciones, sus colegas se enfrentan a la necesidad de resolver problemas de salud de tipo funcional sin poder proponer una solución adecuada. 

Poco a poco, se refuerza una convicción en Christian Leclerc. Para responder a las peticiones de sus pacientes, tiene que pensar en otro marco terapéutico. Animado por sus colegas, considera todas las disciplinas capaces de darle respuestas y la nutrición es lo que primero le inspira para sentar las bases de una nueva disciplina destinada a preservar y mantener la salud, gracias al aporte de micronutrientes: la micronutrición.

Thumbnail

Una medicina nutricional

Los micronutrientes, como vitaminas, minerales, oligoelementos, ácidos grasos esenciales, probióticos (…), tienen una incidencia sobre la salud. No curan, pero pueden corregir caso por caso los desequilibrios del organismo responsables de numerosos trastornos funcionales. Esta certeza, Christian Leclerc no solo la extrae de sus convicciones.

Investigaciones constantes ponen en evidencia las relaciones que existen entre nutrición, salud y prevención. Algunas se centran muy especialmente en: el funcionamiento del ecosistema intestinal y, en especial, en el papel que desempeñan algunas bacterias de la flora intestinal o también en la influencia del ácido alfa-linolénico (omega-3) sobre la salud cardiovascular. Constata que un déficit micronutricional, fase anterior a la carencia, puede tener consecuencias sobre la salud, como ocurre con las necesidades de ferritina desarrolladas al principio del embarazo.

La microbiota: de una intuición médica a la realidad científica actual

El laboratorio PiLeJe se crea en 1991. Su primer campo de investigación es la flora intestinal. Sus cien billones de microorganismos constituyen un reto importante de salud, que el laboratorio acepta al dedicar a la microbiota su primer lanzamiento, en forma de un complemento nutricional a base de cepas microbióticas.

Se inicia entonces todo un trabajo de investigación (bibliográfico, clínico, industrial), a fin de caracterizar las cepas probióticas para conocer sus efectos sobre la salud y determinar a qué dosis se muestran beneficiosas.

Un proceso que permitirá la aparición de toda una gama que sigue plenamente de actualidad, a medida que surgen nuevos datos de la investigación médica y científica.

Thumbnail

Individualizar la respuesta

Diez años después de su creación, PiLeJe invierte en un nuevo campo de especialización, el de la fitoterapia clínica individualizada. La disciplina, basada en la utilización de extractos de plantas frescas estandarizadas (EPS), cuyos efectos son reproducibles, permite a los fitoterapeutas que la practican adaptar los productos al perfil de sus pacientes. 

De la misma manera, la micronutrición propone a la persona un enfoque individualizado, adaptado a los signos específicos de su problemática, porque un consejo solo es realmente eficaz si responde íntimamente a las necesidades existentes.

Thumbnail

Hacia otros ejes de la nutrición

Como complemento de los anteriores, PiLeJe invierte en 2012 en el eje de la nutrición médica. Este eje de acompañamiento nutricional de las personas con sobrepeso utiliza el método de la nutrición comportamental individualizada para que el paciente pueda alcanzar un peso más favorable para su salud y mantenerlo de forma duradera.
Gracias a las herramientas de seguimiento propuestas a los médicos generales, este enfoque asocia consejos nutricionales y apoyo comportamental, teniendo en cuenta el hecho de que cada persona es única, con un perfil metabólico personal y unas necesidades específicas. Más tarde, PiLeJe se planteará considerar otras problemáticas de la alimentación médica, como la que afecta a la desnutrición del sujeto de edad avanzada y la que se dirige al acompañamiento nutricional de los enfermos crónicos.

Thumbnail