Pasar al contenido principal

Las múltiples indicaciones de la fitoterapia

La fitoterapia ocupa un lugar en la práctica médica actual. Puede constituir, para los males más corrientes, una alternativa al tratamiento alopático y también puede, en numerosas situaciones, complementarla para mejorar su tolerancia o aumentar su eficacia.

En los trastornos de la vida cotidiana

Los trastornos del sueño

La fitoterapia puede constituir muy a menudo un recurso de primera intención en los trastornos del sueño.
El insomnio es un trastorno frecuente, que afecta del 9 % al 15 % de la población general en el mundo. En la asistencia primaria, el tratamiento del insomnio consiste generalmente en medicamentos hipnóticos.
Los efectos secundarios de estos tratamientos son bien conocidos: trastornos de la memoria y del comportamiento, mayor riesgo de caída en las personas de edad avanzada y desarrollo de tolerancia, que requiere dosis más elevadas para obtener el resultado deseado y desemboca en una dependencia.
 

Thumbnail

Las enfermedades ORL o respiratorias

En las enfermedades ORL o respiratorias corrientes, como las anginas, el catarro o la bronquitis, las plantas constituyen también un tratamiento de primera elección para aliviar los síntomas y limitar la sobreinfección bacteriana
En este contexto, la equinácea es imprescindible. A sus propiedades antivíricas y antibacterianas bien demostradas, se añaden las propiedades inmunomoduladoras confirmadas por numerosos estudios. El ciprés y el saúco también tienen una acción antiinflamatoria y antivírica potente, origen de su empleo en las infecciones invernales. El pino silvestre, antiséptico y mucolítico, es la planta principal de las afecciones respiratorias con tos productiva. En cuanto al llantén, sus propiedades antiinflamatorias y antitusivas hace tiempo que se utilizan para tratar las afecciones broncopulmonares.

Thumbnail

Los trastornos digestivos

En los trastornos digestivos, algunas plantas como la alcachofa, el rábano negro, la fumaria, la melisa o también el diente de león mejoran las secreciones digestivas y la motilidad gástrica. La alcachofa y el rábano negro, utilizados desde la Antigüedad para mejorar la digestión, contienen principios activos que regulan la secreción biliar y desempeñan un papel importante en la desintoxicación hepática. Los efectos calmantes y antiespasmódicos de la melisa, puestos en evidencia en numerosos estudios, la convierten en una planta utilizada desde hace mucho tiempo en el dolor de barriga y los espasmos abdominales, en especial relacionados con el estrés.

Thumbnail

La fitoterapia con toda seguridad

La fitoterapia sin duda se tolera mejor que los medicamentos tradicionales. Pero no carece de riesgos. Las plantas están dotadas de una acción farmacológica que constituye su eficacia, pero también pueden exponer a efectos indeseables.

Por lo tanto, requieren, para un uso totalmente seguro, un perfecto dominio de sus precauciones de empleo, efectos indeseables e interacciones medicamentosas. Esto justifica su empleo según los consejos y las recomendaciones de profesionales de la salud. Estos últimos están cualificados para aconsejar o prescribir una o varias asociaciones de plantas, solas o como complemento de cualquier otro tratamiento.

El dolor agudo o crónico

Para aliviar el dolor agudo o crónico y reducir el empleo de los antiinflamatorios clásicos, se puede optar por el sauce o la reina de los prados, o también por el harpagofito, la escrofularia, la cúrcuma o la grosella negra. El sauce y la reina de los prados contienen derivados salicilados, precursores de la aspirina. Las virtudes medicinales de la grosella negra, antiinflamatoria y protectora de las articulaciones, ya se describieron en el siglo XVI. La cúrcuma se utiliza desde hace milenios en Asia por sus propiedades antiinflamatorias y antioxidantes. El harpagofito, que contiene harpagósidos con propiedades antiinflamatorias y analgésicas, se utiliza en los estados inflamatorios agudos o crónicos de las afecciones osteoarticulares.

Thumbnail

En asociación con el tratamiento alopático 

Las plantas tienen numerosas indicaciones como complemento de un tratamiento convencional. Por ejemplo, asociadas a los somníferos para disminuir sus dosis y facilitar la deshabituación, o como complemento de un tratamiento antidepresivo para mejorar su eficacia e incluso disminuir las dosis.

En prevención, pueden ayudar a reducir las recidivas de la úlcera gastroduodenal, como la regaliz, que frena las secreciones gástricas y contiene polisacáridos que inhiben la adhesión de Helicobacter pylori a la pared del estómago. 
El arándano rojo se utiliza e incluso lo recomiendan las autoridades sanitarias para prevenir las cistitis recidivantes.

Thumbnail

Fuentes :

  • Jacques Fleurantin (2013) Du bon usage des plantes qui soignent. Editions Ouest-France.
  • Eric Lorrain 100 questions sur la phytothérapie. Editions La Boétie (2013).
  • Eric Lorrain 50 solutions plantes pour votre santé au quotidien, Editions Tallandier (2016).
  • Jean-Pierre Théallet (2016) Le guide familial des plantes qui soignent. Editions Albin Michel. 
  • Documentación del Instituto Europeo de Sustancias Vegetales : « Les plantes médicinales 2016-2017 ». 
  • « Cystite aiguë simple, à risque de complication ou récidivante, de la femme » HAS 2016.