Pasar al contenido principal

La fitoterapia clínica individualizada

La planta tiene la capacidad de ofrecer una acción global actuando a varios niveles y regulando diferentes funciones del organismo. La multitud y la complementariedad de sus diferentes constituyentes ofrecen la posibilidad de regular y apoyar al organismo y no solo de remediar el fallo aislado de uno u otro órgano.
 
Por ello, desde hace una veintena de años, se ha desarrollado la fitoterapia clínica individualizada, que combina el conocimiento científico de las plantas y sus compuestos con el conocimiento de sus actividades terapéuticas sobre la fisiopatología de las enfermedades. 

Thumbnail

La fitoterapia clínica individualizada es un proceso médico terapéutico que utiliza plantas cuyos componentes son conocidos y sinérgicos para preservar, perennizar o restablecer el estado de salud del individuo. 

Practicada por profesionales de la salud experimentados, esta disciplina permite una fitoterapia a la vez medicocientífica (medicina basada en la evidencia) y personalizada. 
Tiene en cuenta al paciente en su globalidad, no únicamente por sus síntomas, y concibe el uso de la planta medicinal según los conocimientos científicos actuales: es decir, privilegiando los extractos vegetales más ricos en principios activos y los más biodisponibles para una eficacia óptima. 

Thumbnail

Asociaciones sinérgicas 

En fitoterapia, la abundante experiencia adquirida y las numerosas publicaciones científicas demuestran el interés de las asociaciones de plantas con respecto a la utilización de una planta única. 
Muy a menudo, para un problema de salud, se aumenta la eficacia cuando se asocian al menos dos plantas complementarias: sus propiedades respectivas se suman para obtener una mejor acción sobre un problema determinado. Se habla de asociaciones sinérgicas.

Thumbnail

En la práctica, los profesionales de la salud deben tener la posibilidad de prescribir o aconsejar una planta o varias plantas cuando se busca un efecto sinérgico. Deben poder hacerlo de manera personalizada y a dosis adecuadas para cada paciente, en función de su síntoma, de su enfermedad y de su terreno. 

Fuentes