La Fitoterapia Personalizada en pocas palabras

¿ Qué es la Fitoterapia Personalizada ?

Es el resultado de una práctica milenaria del uso medicinal de las plantas combinada con las investigaciones más recientes y con unos conocimientos más avanzados de las disfunciones fisiológicas.

Se basa en un enfoque global, preventivo y curativo de la salud. En el origen de la Fitoterapia Personalizada se encuentra una evidencia científica : el ser humano debe considerarse en su globalidad y no sólo cuando se queja.

La actuación de un profesional sanitario especializado en Fitoterapia Personalizada radica en 3 principios básicos :

1. Practicar un examen clínico exhaustivo para identificar los posibles desequilibrios fisiológicos. Tener en cuenta el motivo de la consulta, los síntomas, el aspecto general del paciente (postura, brillo de los ojos...), antecedentes personales y familiares, chequeos biológicos (si es preciso)...

2. Conocer los efectos clínicos y farmacológicos de los diferentes componentes (o principios activos) de las plantas (farmacognosia)

3. Prescribir la(s) planta(s) cuya complementariedad y sinergia favorezca(n) el restablecimiento del equilibrio fisiológico

¿ Sabía que… ?

La Fitoterapia Personalizada ha experimentado un gran desarrollo en los últimos años, sobre todo gracias a una gran innovación tecnológica : los extractos vegetales estandarizados.

La estandarización de un extracto permite concentrar los activos de la planta de tal modo que puedan reproducirse de un lote a otro sin que varíe su calidad. Con la seguridad de unas soluciones de efectos constantes, cada vez más profesionales sanitarios van introduciendo la fitoterapia en sus prácticas. Los fitoterapeutas han podido adaptar sus consejos a las necesidades específicas de sus pacientes –prueba de eficacia– proponiendo fórmulas magistrales realizadas en farmacia o combinaciones de plantas diferentes que deben administrarse de manera personalizada.

La Fitoterapia Personalizada es ya una disciplina médica que se enseña en las universidades y se inscribe en un enfoque global no sólo preventivo sino también curativo en ciertas situaciones, con el fin de optimizar el estado de salud de los pacientes.