El cultivo de plantas frescas

La calidad de los Fitoextractos, resultantes de un proceso de extracción patentado, depende de la calidad del cultivo y de la recolección de las plantas de origen. Estos proyectos de cultivo y de recolección se llevan a cabo en todo el mundo respetando el medioambiente y a las poblaciones locales, sin las que serían totalmente imposibles.

El cultivo de plantas frescas

Para dar con plantas de la mejor calidad, trabajamos con proveedores que recorren el mundo en busca de los mejores lugares de recolección. La elección depende de las condiciones climáticas, de la naturaleza del suelo y del respeto de los tiempos de cosecha.

El respeto al medioambiente

El Grupo PiLeJe concede una gran importancia al respeto de la política mundial en materia de desarrollo sostenible, da prioridad a cultivos procedentes de la agricultura biológica o de zonas silvestres no contaminadas y selecciona, por ejemplo, plantas cultivadas según el principio de la agrosilvicultura* (por ejemplo : Desmodium cultivado en la selva Amazónica).

La recolección de plantas frescas

Las plantas se recolectan según el tiempo óptimo de cosecha y después de comprobar su calidad y grado de madurez. Una vez recolectadas, se llevan rápidamente a los lugares donde se preparan, se empaquetan y se congelan antes de ser exportadas a Francia en contenedores especiales. La rapidez con la que se realizan estas operaciones es determinante para garantizar el máximo de principios activos.

La implicación de las poblaciones locales

Sin la intervención y colaboración de las poblaciones locales, la exportación de materias primas vegetales frescas no sería posible. En efecto, son los hombres y mujeres de los pueblos cercanos a los campos los que trabajan en el cultivo, cosecha, recolección, preparación y almacenaje de las plantas. Con esto se mantienen las poblaciones de estos enclaves que, de lo contrario, serían abandonados, gracias a ingresos adicionales para las familias y a la conservación de los edificios locales. Estamos orgullosos de proponer una actividad sostenible y de contribuir, en la medida de nuestras posibilidades, al desarrollo armonioso de ciertas regiones del planeta.