Cómo nació PiLeJe…

¿ Hacia una medicina de la salud ?

En los orígenes de PiLeJe se encuentra un médico de cabecera frustrado por la limitación de su práctica profesional a la « medicina orientada a la enfermedad », para la que había sido formado : una medicina que se activa únicamente cuando la enfermedad aparece (y no una medicina centrada en el mantenimiento de una buena salud).


Soluciones para los problemas funcionales
 

Muy pronto, como médico rural, el Dr. Christian Leclerc comprobó que la mayoría de las consultas de sus pacientes estaban relacionadas, más que con enfermedades, con problemas funcionales, más o menos complejos (cansancio, ansiedad, problemas intestinales, infecciones repetitivas…).
 
Sin embargo, la formación que había recibido en la universidad sólo lo había preparado para tratar las enfermedades mediante la prescripción de medicamentos, cosa que, en situaciones concretas, resultaba inapropiada y a menudo provocaba efectos iatrogénicos.

El Dr. Leclerc y sus colegas de profesión buscaron respuestas y recibieron una amplia formación en otras disciplinas como la mesoterapia, la osteopatía, la nutrición y la fitoterapia. De esta búsqueda de soluciones para responder mejor a las consultas de los pacientes y ayudarles a mantener una buena salud durante mucho tiempo nació el laboratorio PiLeJe. Las soluciones comenzaron a mostrar su eficacia, a reproducirse y a comprobarse científicamente.


Soluciones para una prevención personalizada

 

La prevención personalizada es el segundo de los puntos claves desarrollados por el laboratorio PiLeJe, tomando en cuenta los llamados « estados intermedios de salud » :
Actualmente, la enfermedad sólo comienza cuando el médico ha realizado un diagnóstico : el paciente pasa así de un estado de « persona sana » a otro de « persona enferma », sin ninguna fase de transición. Ahora bien, la enfermedad es la conclusión de una serie de estados intermedios : si estos estados intermedios no se tratan, se desarrolla la enfermedad.
 
No obstante, la investigación científica en el ámbito médico nos proporciona indicadores para que podamos detectar estos síntomas de manera personalizada antes de que desemboquen en una enfermedad.

 

Hoy en día, por ejemplo, es posible hacer otro uso de las pruebas complementarias. Cualquier individuo que desee conocer sus riesgos de padecer una enfermedad puede hacerse un chequeo biológico que le permitirá modificar sus hábitos (alimenticios…).